ECONOMIA  - ETICA

 

 

En  los dos libros sobre CAPITALISMO PRODUCTIVO hemos discurrido sobre la relación entre la ETICA y la POLITICA.

 

Contraponíamos a la ETICA  - como virtud griega junto con la MORAL y la JUSTICIA -, a la EFICACIA,  - en la definición que de ella dan  Hobbes y Maquiavello - .

 

 

 

Resumíamos nuestra posición estableciendo que LO ETICO, es siempre EFICAZ, mientras que lo EFICAZ no siempre es ETICO.

 

 

 

No significa esto que ETICO sea opuesto a EFICAZ.

 

Lo EFICAZ también puede ser ETICO, aunque claro es suponer que  -mayoritariamente -  cuando se opte por lo  EFICAZ, se estará dejando de lado lo ETICO.

 

No dejo de considerar alguna postura teórica que sintetiza el concepto diciendo que si es EFICAZ siempre es ÉTICO.

 

 

 

Esto no es ni mas ni menos que un resumen del PENSAMIENTO POSITIVISTA, y nosotros desde el inicio nos hemos parado en la “ vereda ” IUS NATURALISTA.

 

 

 

Sentencian : “ Si el resultado es positivo para el tejido social, la EFICACIA  no puede eliminar de cuajo su concepción ETICA .” 

 

ETICA DE RESULTADO.

 

Y aquí vamos entrando a nuestro difícil tema.

 

Nuestra definición de  la ETICA dentro del campo de la FILOSOFIA y la POLITICA,  . . .

 

 

¿ es similar cuando hablamos de ECONOMIA ?.

 

 

 

¿ Debe la ciencia económica ingresar en la disputa de las concepciones ETICAS y/o EFICACES ?.

 

¿ Tiene méritos suficientes para hacerlo ?.

 

Cuando nos dispusimos a abordar los temas económicos con un claro METODO NACIONAL establecimos que siempre nos íbamos a preguntar  - frente al hecho específico  -  si es buenos o malo para la Nación.

 

Pareciera ser que desde el arranque entendimos que SI ES BUENO PARA LA NACION  . . .  es ETICO.

 

Si es ETICO para la Nación -  consecuentemente -  es EFICAZ.

 

Consecuencia, parecería que  la ECONOMIA   difiere   de la POLITICA en cuanto prioriza los resultados EFICACES por sobre los ETICOS.

 

No es así.

 

Nosotros entendimos que la  Nación debe optar por privilegiar las decisiones desde el ángulo de visión  que da la POLITICA ECONOMICA y no la ECONOMIA POLITICA.

 

Y esto es así porque no le cabe a la ECONOMIA ser otra cosa  que el INSTRUMENTO - entre otros -  del que se vale LA POLITICA para dar cumplimiento a los “ objetivos políticos del estado ”, los que por ser tales están basados en principios de fe, de filosofía de ideología,  - en definitiva de JUSTICIA - .

 

 

 

 

 

Y si es JUSTO, -  de seguro -  que es ETICO, MORAL y por ende

 

EFICAZ.

 

 

 

 

Y esto es así porque no le damos a la CIENCIA ECONOMICA la jerarquía necesaria para fijar objetivos finales y trascendentes.

 

 

 

 

Esta es la marcada diferencia que nos separa de la ortodoxia liberal, que pretende manejar 

 

 

 

 

el OBJETIVO FINAL DEL ESTADO

 

desde la simple herramienta económica,

 

 poniendo sus postulados por encima de las consideraciones trascendentes que solo debe fijar la

 

GRAN POLITICA.

 

 

 

 

Cabría mediar en la contienda,  estableciendo que la determinación de la

 

 

 

 

 

concepción ETICA de RESULTADOS es materia de LA POLITICA,

 

 

 

 

mientras

 

 

 

que la EFICACIA de los MEDIOS sería materia de la ECONOMIA.

 

 

 

 

 

Esta es la razón de FONDO que justifica   que   a la hora de resolver sobre :

 

LO NACIONAL

 

optemos por la:

 

POLITICA ECONOMICA

 

y no por la

 

 

ECONOMIA POLITICA.

 

 

 

Principistas en los fines.

 

 

Pragmáticos en los medios.

 

 

 

Fines y medios sostenidos por la concepción que determina que por

 

 

 

SER ETICO  . . .

 

                              es EFICAZ.

 

 

LO ETICO de los FINES que impone la POLITICA,

 

impide

 

lo ANTIETICO de los MEDIOS que pone la CIENCIA ECONOMICA.

 

 

 

A contrario de lo que sostiene y practica el liberalismo ortodoxo liberal internacionalista, se puede hacer política y política económica desde la ETICA, la MORAL y la JUSTICIA.

 

 

 

Claro es,  que ESTA CONCEPCION DE LA POLITICA Y DE LA ECONOMIA es lo que nos ara LIBRES, INDEPENDIENTES y SOBERANOS.

 

 

 

Esto es lo que el pueblo espera de los políticos . . .  y ellos  le retacean.

 

 

PIENSE EN NACIONAL

 

SE PUEDE