FUNDAMENTACION EN LA CIENCIA ECONOMICA

 

 

DESDE LA  OPTICA CLASICA Y DESDE EL PENSAMIENTO KEYNESIANO

 

 

                    Trataremos en este archivo, de enunciar sucintamente el pensamiento clásico liberal de  la ortodoxia económica y  el de la visión keynesiana, comparándola y detallando nuestra posición.

Por supuesto, éste pequeño comentario no tiene ninguna pretensión intelectual.

 

LA  DOCTRINA CLASICA :

A comienzos del siglo XIX, David Ricardo enuncia la “Ley de Say”, que entre otras cosas establece:

 

“ nadie produce con otro fin que el de consumir o vender, y vende con la   exclusiva intención de comprar otra mercancía ... Al producir por lo tanto, uno se convierte necesariamente en consumidor de sus propios bienes o en comprador y consumidor de los bienes de otras personas...Las producciones son siempre compradas por otras producciones o servicios...”

 

“ ... La tendencia natural del capitalismo consiste en corregir automáticamente los desajustes periódicos del sistema ...”

 

En definitiva, sostenía que las fases de los sistemas productivos en la secuencia inflación-deflación, constituían fenómenos pasajeros, corregidos “... automáticamente por las sociedades prosperas ...”

 

Y partiendo de esta y otras consideraciones clásicas, pontificaban  que la cuantía de la inversión global determina el volumen de la renta, el ahorro,  el interés, y el empleo.

 

Esa inversión global, depende  de lo que Keynes definió como “ eficiencia marginal del capital ...”

Mientras el consumo muestra tendencia a la estabilidad,  el volumen de inversión es variable y oscilante, tornando inestable el empleo y la renta global.

 

Vamos a tratar de traducirlo simple.

 

La esencia del capitalismo liberal es que todos producen con el fin ultimo de consumir.

Y esta es la rueda que retroalimenta el sistema.

El sistema es tan perfecto, que corrige sus propias dificultades, sus propios errores.

Los ciclos – consecuencia de diversidad de causas – de inflación – deflación, son superados por el propio desarrollo del capitalismo puro de las sociedades prosperas.

 

El funcionamiento del sistema liberal capitalista, depende – en síntesis – de la cuantía del capital a invertir ( inversión global ).

 

 

Ergo – el capitalismo depende de la cantidad de capital.

 

 

Si el CAPITAL es mío, yo manejo mi desarrollo económico.

Si  el CAPITAL  es de terceros,  los que manejan mi desarrollo económico son “ ellos ”.

 

Si CAPITAL es moneda, yo no tengo CAPITAL.

Si CAPITAL es divisa, yo no tengo  CAPITAL.

 

Si por el contrario CAPITAL  son bienes, productos, servicios, inteligencia y cultura, si TENGO CAPÌTAL.

 

 

Si  “  no tengo CAPITAL  ”,     ningún proyecto es posible.

 

“  Si tengo CAPÌTAL ”,    todo proyecto ES POSIBLE.

 

NUESTRA VISION DE LA POSICION CLASICA

 

Lo que ellos establecen como producir con destino a consumir, no es ni mas ni menos que la simple consecuencia del intercambio de los bienes que produce una economía, y que tienden a la satisfacción de necesidades propias de los seres humanos.

 

Si esto fuera así, el capitalismo estaría sembrando en la definición de su esencia, el tiempo final de su conclusión como sistema universal de producción y distribución de la riqueza, que sería dado en aquel momento en que los ciudadanos tengan satisfechas la totalidad de sus necesidades y expectativas.

De esto que es tan así, ellos se dieron cuenta rápido, dando origen al marketing consumista de las  sociedades progresistas del siglo XIX, XX.

( esperemos que cambie el XXI ).

De esto habla la Iglesia cuando se niega a aceptar los postulados de funcionamiento de las sociedades basadas en el consumo.

Consumo como único motor y base de sustentación del sistema.

 

De que el sistema corrige en forma automática los errores de su funcionamiento claro es recordar que la historia ha demostrado sobradamente su carencia de veracidad.

 

La culminación del “ dejar hacer ... dejar pasar ... fue y es un imperativo histórico consecuencia de largos procesos de transformación,  sostenidos  con la sangre de los pueblos sometidos.

 

Ahora adentrémonos en el meollo de la explicación científica.

 

“... La cuantía de la inversión global, determina  el volumen de la renta, el ahorro, el interés y el empleo ...”

 

¿ Qué es inversión global ?

 

Invertir es ocupar el capital.

 

Esta ocupación puede realizarse de dos maneras.

 

a.- lo coloco (al capital) en una posición financiera ( capital especulativo ).

b.- lo coloco ( al capital ) en una posición productiva – a riesgo – ( capital productivo ).

 

Hasta aquí estamos de acuerdo.

 

 

Esta es la opción liberadora que debe resolverse desde el enfoque nacional que da la política económica.

 

 

Pero ¿ “ qué cosa es ” el capital que invertimos ?

 

Para ellos, capital como sinónimo de moneda, como sinónimo de divisa.

Como capital privado.

Como capital individual y con titular.

 

Para nosotros, CAPITAL como sinónimo de trabajo acumulado, bienes servicios, productos, inteligencia y cultura.

 

Para nosotros el capital puede ser privado, pero también puede ser publico - por lo de todos - .

 

 Como son muy ortodoxos dicen que la cuantía del capital determina la de las demas variables.

 

¿ y qué o quién determina la cuantía de la inversión global ?

¿ de qué o de quién depende ?

 

Depende exclusivamente e de la expectativa de beneficio que tenga el inversor capitalista dueño del capital.

A esto Keynes lo denominó “ eficiencia marginal del capital ”.

¿ Y que es esto ?

 

Si yo capitalista coloco la plata ( por la moneda ) a interés en un banco, recibo por tal posición supongamos un interés del 2 % anual.

Si la coloco en una actividad a riesgo – por ejemplo compro un torno – obtengo una rentabilidad anual del 10 %.

La diferencia ( 8 % ) es la eficiencia marginal del capital, y lo que me decide  a colocarlo en una u otra  posición.

 

Y a partir de aquí se clarifica nuestra postura..

 

Primero : el capital no es del capitalista sino de todos.

 

Segundo: capital no es sinónimo de  moneda ni de divisa.

 

Tercero: capital son bienes, servicios, productos, trabajo acumulado, inteligencia y cultura.

 

Cuarto: la opción por la inversión productiva esta asegurada porque la financiera  no existe como tal.

La colocación en posición especulativa es imposible porque la tasa es igual a   CERO.

 

Quinto: la eficiencia marginal del capital la determina la opción instrumentada por la acción intervencionista del estado.

 

Sexto: el motor del capitalista es la “ expectativa de beneficio”.

 

Séptimo: la intervención del estado corrige las ineficiencias del sistema capitalista puro.

 

EL PENSAMIENTO KEYNESIANO.

 

Arremete contra la “ Ley de Say”, aseverando – entre otras cosas - que no es cierto que el sistema corrija sus propias deficiencias, y que para asegurar el mantenimiento de la cuantía de la inversión global, es necesario que el estado - con políticas  de gasto publico - genere empleo.

En buen romance, déficit como polea del crecimiento.

 

El empleo,  y la renta, dependen de la demanda global.

Si los  montos de los tipos de interés  están por debajo de la eficiencia marginal de utilización del capital, el capitalista produce.

Y por éste fundamento teórico, los dos apotegmas de la política del New Deel, instrumentada por Franklin Delano  Roosvelt ( 1934 ) :

 

AHORRO IGUAL A CERO, y GASTE UN DOLAR MAS.

 

 

¿ y  - acaso, no es lo  que hacemos nosotros con las “ letras de tesorería ” creadas ?

 

 

 

PRIMERO: sostenemos  una tasa mínima de inversión global anual, que será la consecuencia de la cuantía anual de la emision de la Letra de Tesorería propuesta

Esa cuantía de capital que vamos a motorizar a través de la puesta en circulación de las LETRAS DE TESORERIA necesarias y suficiente para transar la riqueza que vamos a producir primero, no depende de la EXPECTATIVA DE BENEFICIO del capitalista titular del capital, sino exclusivamente del estado, quien es el que maneja  no solo la emisión, sino también el FIDEICOMISO a través del cual se instrumenta.

Con esto aseguramos “ un piso  mínimo de inversión global ”.

Durante los TREINTA AÑOS de funcionamiento del sistema, por aplicación de los principios de circulación primaria y circulación secundaria.

 

SEGUNDO: clarificamos el concepto de capital, diferenciándolo de moneda y de divisa.

Si el capital es moneda y/o divisa y yo no soy el dueño de esa moneda y esa divisa, dependo del titular de las mismas para efectivizar  mi  proyecto.

 

 

Si por el contrario, capital es sinónimo de trabajo acumulado, bienes, productos servicios, inteligencia y cultura, y el titular de ellos somos todos, ( por lo de públicos ) no dependo de la buena o mala voluntad del  capitalista para ejecutar mis proyectos.

 

 

TERCERO : hablamos de capital privado y de capital publico ( por lo de todos ).

 

CUARTO: redefinimos la moneda como un simple instrumento de cambio que carece de  valor en si mismo, y nos reservamos su manejo tanto en cantidad como en velocidad de circulación, como todas las demás variables suficientes y necesarias.

El estado nacional recupera para si, el manejo de la variable CAPITAL y el de la variable MONEDA.

 

Nos oponemos a la reproducción automática del capital  como consecuencia de su colocación en posiciones financieras.

 

Y aun mas, para quitarle posibilidades especulativas a la LETRA de TESORERIA la creamos con calidad de inconvertible a divisa, al igual que hicieron los ortodoxos ingleses ( siguiendo la escuela de Cambridge ) en varias oportunidades a lo largo de su historia.

Adicionamos la prohibición de su colocación en posiciones financieras ( bolsas por ejemplo),  porque la LETRA DE TESORERIA ha sido creada y se pone en circulación con un ...

 

 

UNICO OBJETIVO

 

 QUE CON ELLAS  SE CONSUMA

 

 

QUINTO: financiamos los  procesos productivos con TASA DE INTERESES IGUAL A CERO.

 

SEXTO: redefinimos el carácter intervencionista del estado y el privilegio al capital productivo al igual que lo hacen en la actualidad y a lo largo de toda su historia los países del primer mundo que son nuestros primeros críticos.

 

SEPTIMO: aseguramos la sostenida demanda al promocionar la fabricación de productos con alta demanda social insatisfecha ( obras de infraestructura municipal, viviendas, automóviles,  producción agropecuaria, etc. ).

Cincuenta años de trabajo ininterrumpido no son suficientes para satisfacerla con la actual capacidad productiva ociosa puesta a trabajar a pleno.

 

OCTAVO: además vamos a sostener la demanda global, porque vamos a mejorar la redistribución de la riqueza, con lo que aumentaremos la cantidad de demandantes.

 

NOVENO: al privilegiar la variable demanda, satisfacemos una necesidad social imperiosa e inmediata que pone en juego nuestra continuidad como nación.

 

DECIMO: deflacionamos los precios relativos de la economía que van a ser tanto menores como tanto menor es la incidencia de la tasa de interés que no le aplico a los procesos productivos y comercializadores.

 

DECIMO PRIMERO: no dependo de insumos importados porque los mismo existen en abundancia en nuestro propio mercado.

 

DECIMO SEGUNDO: al estar las materias primas y los insumos en nuestro mercado, no necesito divisas para ponerlo en funcionamiento.

 

DECIMO TERCERO: la satisfacción de la demanda primaria, produce la multiplicación de demanda secundaria y adicional  consecuencia del mejoramiento de la calidad de vida del pueblo, multiplicando la búsqueda y satisfacción de distintos bienes que también deberán ser luego producidos en calidad y cantidad suficiente.

 

DECIMO CUARTO: no distorsiono la variable mano de obra en razón de que la misma es sobreabundante y desocupada, por lo que no deberían alterarse los valores del salario.

 

DECIMO QUINTO: motorizo la expectativa de beneficio del CAPITALISTA, que en nuestro caso no es otro que el EMPRESARIO-PRODUCTOR, al que le aseguró una renta sobre su activo ... si se pone a trabajar.

Si lo que desea es especular, su proyecto no tiene cabida en el sistema.

 

DECIMO SEXTO: creo el medio necesario para intercambiar los bienes que produce la economía emitiendo una LETRA DE TESORERIA en forma neutra, esto es sin que implique generar deuda publica nueva ( porque solo puede ser utilizada para comprar titulos de crédito garantidos ) y poniéndolo en circulación después de fabricado el producto a transar.

 

 

Económicamente neutra. Contablemente neutra. Presupuestariamente neutra.

 

 

DECIMO SEPTIMO : la emisión de la LETRA DE TESORERIA, esta garantizada por los propios bienes que produce el sistema, y no por divisas que no tengo.

 

DECIMO OCTAVO: rompo la relación RESERVA-DIVISA-EMISION y me independizo de la calidad de CAPITAL que le imponen a la moneda y a la divisa.

 

DECIMO NOVENO: decido soberanamente desde la política económica, descartando la aplicación de la economía política.

Decido desde la Casa de Gobierno y el Congreso, y no desde le Banco Central autárquico.

 

VIGESIMO: creo los instrumentos fundados en esta interpretación, sostenidos en la opción de utilizar al capital productivo, por sobre el capital especulativo.

 

 

Como ya dije, el uno... me  libera,

 

 El otro... me somete.