LOS PILARES DEL CAPITALISMO

 

 

 

En varias oportunidades definimos al capitalismo  - tal como lo hace la ciencia ortodoxa clásica – como  “ el primer sistema  universal de creación y distribución de los bienes  producidos por una economía ”.

 

Dicho sistema, se sostiene  y se sustenta  en cuatro pilares, que se enuncian según su grado de importancia y consideración para dicha doctrina.

 

 

a.- seguridad.

 

b.- orden.

 

c.- libertad.

 

d.- propiedad.

 

 

 

Los trataremos en ese orden.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SEGURIDAD

 

¿ Qué significa el término ?

 

¿ cuál es su razón de consideración en un sistema económico ?

 

¿ para qué  utilizamos el vocablo y su contenido ?

 

¿ porque la ciencia económica ortodoxa clásica lo considera en la cúspide de sus preocupaciones ?

 

En principio – y de manera general -vamos a definir a la “ seguridad ” como la tranquilidad de pensar y ser, que da la certeza de que los hechos acaezcan de determinada manera.

 

Seguridad ” es “ certeza  y previsibilidad ”.

 

Certeza de que podemos planificar a futuro teniendo en consideración parámetros referenciales que podemos considerar como verdades absolutas.

 

Hechos previsibles.

 

Pre . .  antes.

 

Visibles . . . vistos.

 

Y esas “ seguridades ” de que los hechos acaezcan de una determinada manera – y no de otra – son extensibles a todas las facetas de la vida humana.

 

Certeza y previsibilidad en los aconteceres de la vida diaria – certeza y previsibilidad civil, certeza y previsibilidad social - ; certeza y previsibilidad política; certeza y previsibilidad  económica.

 

La certeza y previsibilidad civil da tranquilidad a la vida cotidiana.

La certeza y la previsibilidad social da tranquilidad porque se “ pertenece ” a una sociedad.

La certeza y previsibilidad política da tranquilidad al ordenamiento social y al sistema de participación en él.

Da “ gobernabilidad ”.

La certeza y previsibilidad económica da seguridad a la inversión a riesgo del capital.

 

Y esta es la seguridad que el capitalismo como sistema universal de producción y distribución de la riqueza producida, necesita.

 

La certeza y la previsibilidad civil, social, política y económica permite la conformación de la sociedad civil y política que permite la convivencia civilizada de los participantes de la sociedad civil y política, haciendo cierta y previsible la actividad económica dentro del sistema de producción y distribución capitalista.

 

 

La certeza y previsibilidad civil, la social,  tanto como la política , son solo instrumentos al servicio de la seguridad económica.

 

Para clarificar, la certeza y previsibilidad  civil, la social, la política son “ excusas ” de cumplimiento necesario para llevar a la práctica la  “ seguridad económica ”.

 

Esa “ seguridad económica ” permite la planificación  y el cálculo del riesgo.

 

 

 

¿ Cumplimos en nuestro proyecto con las seguridades civiles, sociales, políticas y económicas necesarias para el desenvolvimiento del sistema capitalista ?

 

¿ Es nuestro plan económico  sostenido y sustentable ?

 

 

 

 

Aunque no sea lo metodológicamente recomendable, para contestar la pregunta daremos vuelta la secuencia argumental.

 

Es sostenido porque está basado en los acuerdos sectoriales de todos los participantes del sistema con fundamento en los principios de la comunidad organizada.

 

Es sustentable porque es la consecuencia de una argumentación lógica,  que planifica para los próximos CINCUENTA AÑOS.

 

Ergo.

 

Si es lo suficientemente sostenido y sustentable da certeza y previsibilidad al transcurrir de la vida cotidiana,  - la civil, la social -, la que lo acepta y conforma a través de los acuerdos sectoriales de todos los participantes del sistema, transformado en seguro y previsible el funcionamiento de la política.

 

En consecuencia y  - para cerrar este análisis -  no solo compartimos desde el punto de vista teórico las exigencias impuestas por la doctrina clásica ortodoxa de la economía, sino que también cumplimos con las mismas.

 

 

 

Si hemos utilizado acabadamente el método correcto de cuestionamiento filosófico; la duda metódica; la lógica y el análisis de la tesis, la antitesis y la síntesis, concluimos que nuestro proyecto es :

                               

                                sostenido,

                                sustentable,

                                cierto

                                previsible y

                                seguro.

 

Sostenido por la comunidad organizada . . .

 

Sustentado por la lógica de su  concepción . . .

 

Cierto porque es tangible, empírico, real ...

 

Previsible porque programa para los próximos cincuenta años ...                               

 

Seguro porque es sostenido, sustentable, cierto y previsible.

 

Y aun más.

 

Le aseguramos previsibilidad, certeza, sustentación y sostén porque además de todo mejoramos sustancialmente la distribución equitativa de la  riqueza entre todos y cada uno de los participantes de la sociedad civil y política a través de la instrumentación de la justicia distributiva geométrica e inversamente proporcional a la posibilidad del individuo considerado como tal – como individualidad – y no tan solo como consumidor.

 

Tornamos “ gobernable ” a la sociedad civil y política disminuyendo el conflicto latente en la disputa del reparto de la riqueza producida.

 

En las sociedades civiles y políticas gobernables, las economías crecen.

 

Si la economía crece . . .

 

CRECE “ EL CAPITAL” . . .

 

Si el CAPITAL CRECE, aumenta el BENEFICIO del CAPITALISTA.

 

ERGO.

 

 

Como nosotros proponemos un sistema económico de producción exponencial de la riqueza . . .

 

 

 

 

nuestra propuesta capitalistaes viable,

 

 

 

y no confronta

 

ni con la doctrina ortodoxa clásica, ni con la ideología de los acreedores internacionales, ni con la de los organismos internacionales de crédito.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ORDEN

 

Es la consecuencia del cumplimiento de la ley.

 

Una sociedad tanto civil como política es ordenada cuando sus participantes cumplen con las normas que dicta el  gobierno legitimo.

 

Una norma dictada por un gobierno legitimo es “ legitima ”, cuando cumple con las formalidades constitucionales en su dictado y contenido.

 

Formalmente cuando es “ constitucional ”.

 

Pero las sociedades, no cumplen con las normas por la sola razón de su legitimidad.

 

Una norma puede ser legitima y constitucional – esto es dictada en legal forma y constitucional en su contenido – pero ser injusta.

 

¿ Es obligatorio para la sociedad cumplir con las normas injustas ?.

 

La contestación llena varias bibliotecas a favor y en contra.

 

En derecho se habla de eficacia ”.

 

Es eficaz cuando la sociedad la acepta y cumple.

 

Como el orden capitalista ortodoxo clásico se sustenta en la “ eficacia ”, solo verificará que sea dictada en legal forma,  y que su contenido sea constitucional.

 

Si fue dictada por un gobierno legítimo, cumpliendo con los requisitos formales de legislación, promulgación y publicación y a su vez es eficaz, es suficiente.

 

No importa su contenido justo o injusto.

 

¿ Participamos nosotros de estos argumentos ?

 

Decididamente no.

 

Nosotros defendemos el orden justo, pero lo trataremos en otro acápite para no hacer desprolijo el entendimiento necesario de estas cuestiones fundamentales.

 

 

 

Pero . . . ¿ cumplimos -  en nuestro proyecto -  con el requerimiento del “ ORDEN ” que necesita el sistema capitalista para funcionar...?

 

 

 

Proponemos ponerlo en vigencia a través del dictado de las normas pertinentes que serán discutidas en el Congreso, sancionadas por él,  y promulgadas y publicadas por el Poder Ejecutivo, tal como requiere nuestro sistema jurídico.

 

Serán normas legítimas, sancionadas por un gobierno legítimo.

 

¿ Serán “ eficaces ” – esto es aceptadas por la sociedad ?.

 

Si  son eficaces es porque son aceptadas y cumplidas por la sociedad, y la consecuencia de esta eficacia será el orden.

 

 

 

ENTONCES . . . ¿ serán eficaces y traerán como consecuencia el orden social, político y económico requerido como imperiosa necesidad por el sistema capitalista ?

 

 

 

Indudablemente lo serán, porque son la consecuencia del acuerdo previo sostenido y sustentado en la comunidad organizada.

 

Será la consecuencia del acuerdo previo de los factores de poder que participan del proceso productivo, con mas la síntesis del acuerdo político sostenido en la participación de los estamentos gubernamentales – nacionales, provinciales y municipales – con mas las organizaciones no gubernamentales, y la presencia, participación, manejo y control del capitalista privado.

 

Entonces nuestro sistema, estará legitimado por el dictado de las normas por un gobierno legítimo;  y por su contenido constitucional . . .

 

y será eficaz, porque será la consecuencia del acuerdo previo de todos los factores sociales, políticos  y económicos que participan.

 

El orden requerido será la constante consecuencia de la suma de

 

legitimidad,

eficacia y

participación.

 

 

 

 

También entonces cumplimos con el segundo pilar  requerido por el sistema de producción y distribución capitalista.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LIBERTAD

 

Es el poder hacer.

 

Es un derecho dentro del estado legítimo.

 

Es una obligación que debe proveer y custodiar el estado legítimo.

 

Pero es un derecho relativo.

 

¿ qué libertad ?

¿ para qué la libertad ?

¿ porqué la libertad ?

¿ cómo será esa libertad ?

¿ cuando será permitida o exigida esa libertad ?

¿ donde debe ser defendida y exigida la libertad ?

 

Para no ser demasiado extensos en la consideración de un tema inacabable, vamos a referirnos exclusivamente a la “ libertad económica ” exigida por el sistema capitalista como prerrequisito de funcionamiento.

 

¿ Qué libertad ?

 

Libertad de crear,  producir, comerciar, trabajar, obtener beneficios y disfrutarlos.

 

 

¿ Para qué la libertad ?

 

Libertad para CREAR.

Es sustento necesario e imprescindible de la “ creación individual ”.

Y la creación en libertad es la base de sustento del funcionamiento del capitalismo moderno.

 

 

¿ porqué la libertad ?

 

Primero porque es indispensable para defender la vida.

Segundo – por la negativa – porque su inexistencia  priva al hombre de la facultad de crear.

 

 

¿ como será esa libertad ?

 

Irrestricta.

Dentro de lo relativo, lo mas amplia posible.

 

 

¿ cuándo será permitida o exigida esa libertad ?

 

Siempre.

 

 

¿ donde debe ser defendida y exigida la libertad ?

 

Frente al estado legitimo o ilegitimo. Por todos los medios posibles.

La inexistencia de libertad da nacimiento al derecho de resistencia a la opresión.

El estado que no permite o restringe la amplitud relativa de la libertad es ilegitimo y por ello pasible de resistencia.

 

Pero ¿ como delimitamos las libertades económicas ?.

 

¿ Son las libertades económicas parte de las libertades civiles ?

 

Como ya desarrollamos en “ Libertades Civiles y Libertades Económicas ”, son conceptos diferenciados.

 

La libertad que exige el sistema capitalista de producción y distribución de la riqueza producida por una economía no es otra cosa que la libertad de crear, producir, trabajar, obtener beneficios y poder disfrutarlos.

 

 

¿ Cumple nuestro proyecto con el prerrequisito ineludible de libertad exigido por el sistema capitalista ?

 

 

Justamente, lo que nosotros proponemos es un fenomenal sistema de producción de riqueza sustentado en la dignidad del trabajo y en la creatividad del capitalista privado.

 

 

Estamos “ dentro ” del qué, porqué, para qué, cuándo, dónde y cómo.

 

El estado – como regulador del funcionamiento de la sociedad y en razón de las facultades propias que contiene su imperio  - solo induce un sistema de participación voluntaria, en donde confluyen  todos los factores sociales, políticos y económicos que conforman la sociedad, y lo hacen en ejercicio de su libertad decisoria.

 

 

Crea el medio de pago, el instrumento representativo de la riqueza previamente producida, y lo pone en circulación en un circulo virtuoso que se retroalimenta.

 

Permite la creación, producción, trabajo, beneficio y goce del mismo,

 

sin ningún tipo de limitación.

 

 

 

No tenemos contraposición alguna con éste pilar de sostén del sistema capitalista.

 

Por el contrario, al igual que en la doctrina ortodoxa clásica, forma parte también de nuestro sistema.

                                                                                                                                 

 

 

 

 

PROPIEDAD

 

Es el derecho a decidir sobre algo que nos pertenece.

Según nuestra legislación es el dominio que se detenta sobre una cosa.

 

Reconocemos – tal como lo hace la escuela ortodoxa – la propiedad del derecho a crear; la propiedad del derecho a producir; la propiedad del derecho a trabajar; la propiedad del derecho al beneficio y la propiedad del derecho a su disfrute.

 

Pero sostenemos que el estado, en razón de su imperium, tiene no solo el derecho sino la obligación de reglamentarlo en beneficio común de la sociedad.

 

La propiedad individual ,  es un derecho sujeto a restricciones sociales.

 

Dijimos reiteradamente los individual sujeto a la primacía del bien social.

 

Pero no oponemos ninguna objeción a la titularidad de los derechos detallados, como a sus producidos, como a los medios de producción.

 

Solo diferimos en los fines.

 

Para la ortodoxia clásica la  defensa de la propiedad es el objetivo

del sistema.

 

¿ Y que incluyen en el derecho a la propiedad que defienden como fin de su sistema ?

 

Lo mismo que definía John Locke a mediados del 1600 en la Inglaterra Imperial; libertad, vida, bienes, derecho a acrecer y derecho sucesorio.

 

 

Para nosotros, el objetivo final es la JUSTICIA.

 

La justicia, es un derecho absoluto.

 

La propiedad es un derecho relativo.

 

La justicia es al todo.

 

La propiedad es a la parte.

 

 

Y esta diferencia sustancial no nos impide respetar las partes del derecho de propiedad que ellos  - y nosotros también - consideran esenciales.

 

 

Bienes, derecho a acrecer, derecho sucesorio, y libre circulación de capitales,  que es el corolario exigido.

 

 

Reiteramos que somos capitalistas, y que definimos a la propiedad como la polea que permite el funcionamiento del sistema.

 

 

 

Negar la propiedad en consecuencia, sería negar la viabilidad de nuestro propio proyecto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

JUSTICIA

 

Cuando iniciamos este archivo enumeramos cuatro pilares que sostienen al sistema capitalista y que defiende la doctrina ortodoxa clásica.

 

Ahora no solo agregaremos un pilar mas al enunciado, sino que con el nos diferenciaremos totalmente de sus fundamentos, y de allí,  de causas, razones y consecuencias.

 

Dejamos aclarado desde el vamos – y para evitar malas interpretaciones – que el quinto sostén – la justiciaes sumatorio de los fundamentos que esgrimimos y nunca razón de negativas especificas al razonamiento contrario.

 

Diferimos en el orden de prelación de sus pilares, y en el objetivo final de su sistema.

 

 

 

Para ellos, la prelación de la eficacia por sobre la justicia en defensa de la titularidad de la propiedad privada, que sostenida en la seguridad y el orden le permite la libertad de su disfrute.

 

 

Necesitan de la seguridad, del  orden y de la libertad, para sostener su propiedad, razón, sustento y objetivo de  su sistema.

 

 

Para nosotros la única razón que justifica la existencia un sistema de producción y distribución de bienes – capitalista, comunista, colectivista, socialista etc. – es la puesta en práctica en los hechos – en la tierra – de los principios deístas de justicia.

Justicia, etica y moral defendida por los griegos y su República de la virtud.

 

Y esto quiere decir que nos diferenciamos para mejorar el sistema, no para oponernos a él.

 

 

 

Por lo relatado, revirtiendo el orden de prelación que ellos defienden, y sometiéndolo al objetivo de la justicia, fin y razón primera que justifica el sistema, estamos también aceptando los postulados de la doctrina económica clásica.

 

 

 

CONCLUIMOS

 

Queremos producir riqueza a raudales, y mejorar el sistema de distribución de la misma, basados en la razón que da la justicia conmutativa y distributiva en relación geométrica e inversamente proporcional a la posibilidad, todo dentro del sistema de producción y distribución capitalista que sostiene la escuela económica ortodoxa clásica, desarrollando un plan sostenido y sustentable, que nos da certeza y previsibilidad para los próximos cincuenta años.

 

Y – con esto desarrollado y en ejecución – a no dudar, daremos un cambio cualitativo al funcionamiento social, recreando una estructuración de participación activa de todos los factores de poder social, político y económico que a no dudarlo cambiará al país de cuajo de manera inmediata.

 

La justicia que deviene de la puesta en vigencia de la dignidad que da el trabajo.

 

 

 

Trabajo que acumulado . . . conforma el

 

 

capital.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LOS PILARES DEL CAPITALISMO