PROLOGO

 

¿ Escuchó Ud en estos últimos años a algún político discurrir sobre la Argentina del año 2.030 ?

 

Seguramente no.

 

Están ávidos de presente porque son incapaces de trabajar sobre temas de futuro que no dejan rédito político.

 

No conciben el futuro porque saben que no participaran de él.

 

Nosotros por el contrario queremos discutir la Argentina del 2.030 porque en ella si vamos a estar de la mano de nuestros hijos y nietos.

 

Estoy seguro de pertenecer a una generación sufrida, participativa de un cambio tecnológico significativo del mundo, que poco realizó para mejorar la vida individual de todos y cada uno de nosotros, y que a esta altura ha culminado su ciclo.

El desarrollo   alcanzado en la ciencia, no se compadeció con la mejora social.

 

La riqueza producida fue muy mal repartida.

 

El principio de que “ el todo ” está dado para el bien de “ todos ”, no se cumplió.

 

El reparto fue mezquino y  mal intencionado.

 

El bien de pocos se transformo en el mal de muchos.

 

Si con algo útil todavía queremos contribuir, solo nos queda discutir sobre las bases del país  en el que pretendemos  que desarrollen su vida nuestros sucesores.

 

 

 

El futuro, sera la consecuencia del pensamiento y la articulación real del hoy.

 

 

 

La Argentina presente es irrespirable y su realidad no puede constituirse en la pretensión última de nadie que se considere cuerdo.

 

Esta tarea -  nada sencilla – deberá partir de la consideración de los fundamentos religiosos, filosóficos,  ideológicos,  políticos y  fácticos.

 

Los principios inmutables y trascendentes, y las propuestas específicas.

Las soluciones para siempre, y la urgencia del hoy.

 

 

No será la consecuencia de la administración del conflicto, ni del gobernar día a día.

 

 

 

 

 

Si será la consecuencia del pensar con fundamento religiosos, filosófico, ideológico y pragmático el futuro que se acerca.

 

 

 

Si la política fuera un periódico, deberíamos ponernos a escribir el articulo de fondo y no las páginas policiales.

 

El articulo de fondo es una prospección a futuro.

 

La noticia policial es un recuento de la  realidad presente e irrespirable.

 

La una proyecta; la otra solo relata.

 

“ EL HOMBRE ” es lo que “ PIENSA ”.

 

Pensamiento mezquino, se traduce en  “ hombre mezquino ”.

Y con mezquindad es imposible programar el BIEN como fin último del SER.

 

El mundo avanza en progresión geométrica, y los cambios se suceden a velocidades alucinantes.

 

Hoy son indudablemente la “ ECOLOGIA ” y  la  “ BIOÉTICA ” las materias que  mas   preocupaciones generan no solo desde lo técnico sino  - lo que es mas importante  - desde lo ético, lo moral, lo religioso.

 

En los 70 era impensable.

 

Hoy es una realidad  internacional que nos supera.

 

 

 

En el mientras tanto, nosotros no estamos capacitados para proteger a los miles de Axel Blumberg  que son asesinados día a día  frente a la inercia cómplice – por omisión – del estado nacional.

 

 

 

Es como estar varios siglos atrasados en el reloj de la historia.

 

Todos los aparatos políticos y comunicacionales recitan para una Argentina vieja, terminada.

 

¿ Podremos ser capaces de situarnos por encima de mezquindades y egoísmos, para fijar las bases de un funcionamiento futuro mas justo ?.

 

¿ Podremos utilizar el análisis de esta perversa realidad, para que con altura de miras pretendamos fijar los cimientos  de funcionamiento del estado nacional que  cobijará y protegerá a nuestros hijos y nietos ?.

 

¿ Tendremos la lucidez mínima necesaria para ubicar – adecuadamente -  a la Nación en un contexto mundial próximo ?

 

¿ Podremos hacer abstracción  de los intereses espúmeos que se mueven para inclinar nuestra participación en el Alca o en su defecto en una asociación Europea y Latinoamericana ?.

 

¿ Seremos capaces de crear nuestro propio espacio geopolítico ?

 

¿ Nos podremos sentar a repensar a una ARGENTINA NUEVA ?.

 

¿ Estaremos entre los llamados - entre los elegidos – para efectuar esa formidable transformación ?.

 

¿ Tenemos mérito suficiente ?.

 

¿ y la capacidad necesaria ?, ¿ también ?.

 

 

 

El sistema en el que transcurre nuestra vida  concluye en que “ SOMOS LO QUE CONSUMIMOS ”.

 

 

 

 

 

El que proponemos pretende SER lo que PENSAMOS.

 

 

 

 

 

¿ NOS ANIMAMOS ?.

 

 

 

Aunque la deformada realidad nos indique que somos presas del materialismo consumista, yo estoy absolutamente convencido que la inmensa mayoría acompaña esta intención.

 

Y la acompaña por que  - de seguro -  es esencialmente espiritual.

 

A nuestra querida Argentina todavía no la han vencido.

 

Desde el pensamiento y la acción, en cada una de nuestras acciones, luchemos por imponer nuestra verdad.

 

De seguro somos mayoría.

 

Estos son los temas de este libro que hoy comenzamos a desgranar, en el convencimiento que con los dos anteriores “ CAPITALISMO PRODUCTIVO – UNA OPCION ETICA ”y “ CAPITALISMO PRODUCTIVO – UNA OPCION ETICA – COMPROBACION EMPIRICA ”, hemos dados las ideas suficientes para intentar recomponer el SER y el PERTENECER.

 

Discúlpeme que no le hable de  “ nosotros ”.

 

 

 

Este pensamiento -  traducido en libro -  pretende ser parte de la creación de las bases  mínimas que permitan el funcionamiento del mundo justo que quiero para  mis hijos y mis nietos.

                                                                              

 

 

 

Ciudadela, abril  17 de 2004-04-24

Hasta la próxima si Dios quiere.

 

                                                                                Dr. Jorge Humberto Jordán